X

Latest News

TRUCOS PARA BAJAR DE PESO EN INVIERNO

Con las bajas temperaturas es muy probable que comamos más y que nuestra elección de alimentos no sea tan variada. Con el frío biológicamente

el cuerpo nos pide alimento para poder resistir, además queremos pasar más tiempo en casa cerca del calefactor, por lo cual la actividad física disminuye considerablemente.


A continuación te damos algunos consejos para que puedas bajar de peso en esta época y no llegar a la primavera con unos kilos de más:

  1. Ordena tus horarios para comer. Durante la mañana y mediodía es cuando más calorías quemas. Por lo tanto, realiza un buen desayuno y un almuerzo el cual contenga una porción de pollo, pavo o pescado y vegetales frescos o cocidos al vapor. Por la noche come menos cantidad, preferentemente alimentos ricos en proteínas.
  2. Prepara sopas calientes. La clave está en consumir alimentos que te ayuden a combatir las bajas temperaturas sin pasarte con la ingesta de calorías. Las cremas de verduras son la mejor opción, ¡sacian y son muy saludables!
  3. Evitar los excesos. Lo más importante de esta temporada de invierno es tomar en cuenta las porciones de los alimentos, no excederse y combinarlos de forma adecuada.
  4. Eleva el consumo de vitamina C. Para una nutrición saludable en época invernal se recomienda incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina C, ya que estimula el sistema inmunológico y protege de los síntomas de los resfriados. Se encuentra en mayor cantidad en cítricos como naranja y limón.
  5. Llena tu despensa de infusiones. Es la bebida perfecta para esta estación, ya que te mantendrá caliente y a la vez hidratada.
  6. Realiza alguna actividad física. El ejercicio es fundamental, por ello se recomienda caminar por lo menos durante 20 minutos diarios. Si estás en una oficina, utiliza la escalera en lugar del elevador. Esta es una forma de quemar calorías y movilizar el metabolismo sin mucho esfuerzo. Busca la actividad que más te guste y te acomode para ponerte en movimiento.
  7. Mantente hidratada. Para evitar la descompensación del organismo, la recomendación es mantenerte hidratada. Lo ideal es beber por lo menos ocho vasos de agua. Lo puedes lograr tomando un vaso al despertar, otro en el desayuno, dos al medio día, uno en la comida, dos durante la tarde y uno en la noche.
  8. Duerme entre 7 a 8 horas diarias. Si duermes menos de lo que necesitas activarás la hormona que abre el apetito, por eso descansa lo suficiente para no engordar.