X

Latest News

IMPORTANCIA DE UN DIAGNÓSTICO TEMPRANO:

ABRIL, MES DEL COLON

El cáncer de colon y recto es la tercera causa de muerte por cáncer del aparato digestivo en el país y cobra anualmente la vida a más de mil personas.


El cáncer de colon y recto es un tumor maligno originado en las células del intestino grueso o recto. Afortunadamente, tarda en alcanzar etapas avanzadas, y en un alto porcentaje de los casos presenta lesiones previas o precursoras benignas, conocidas como pólipos, que con el tiempo podrían malignizarse.

El pronóstico está relacionado con el grado de penetración del tumor a través de la pared intestinal y la presencia o ausencia de compromiso de los ganglios. La enfermedad es tratable y a menudo curable cuando está localizado.

El cáncer de colon afecta indistintamente a hombre y a mujeres, teniendo más probabilidades de padecerlo:

  • Personas mayores de 50 años.
  • Personas con antecedentes familiares.
  • Personas con enfermedades inflamatorias intestinales, como colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn.

 

Síntomas

  • Deposiciones con sangre.
  • Cambio en la frecuencia o consistencia habitual de las deposiciones (constipación o diarrea).
  • Dolor o molestias abdominales.
  • Pérdida de peso sin razón aparente.

El cáncer colorrectal en sus etapas iniciales puede no dar síntomas. También la presencia de pólipos de colon (lesión precursora de cáncer) por lo general no da síntomas.

Prevención

Además de realizar un control médico periódico, se pueden efectuar algunos cambios de hábitos que ayudan a prevenir esta patología:

  • Consumir una dieta rica en frutas y verduras, ya que contienen vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes que colaboran a proteger al organismo del cáncer.
  • Disminuir el consumo de grasas, especialmente saturadas como las de origen animal (carnes rojas, leche entera, quesos amarillos, helado, entre otros).
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Disminuir la ingesta de alcohol.
  • Realizar actividad física de manera frecuente, ya que aumenta la movilidad intestinal, por lo tanto, disminuye el tiempo de exposición del colon a sustancias potencialmente dañinas.
  • Consumir Calcio y Vitamina B puede ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer de colon y recto, especialmente en personas con antecedentes familiares.
  • Incluir en la dieta Ácido Fólico, el que se encuentra en los vegetales verde oscuros, como espinacas, acelgas, arvejas y es usado para fortificar algunos de los cereales habitualmente consumidos como desayuno.