Buscar

Distintos cortes de carne: Conoce para qué sirven

Que no te vendan gato por liebre, dice el refrán, y en esta época de parrillas y asados, se hace cada vez más certero. Elige con cuidado la carne, escoge un lugar que cumpla con todas las normas de salud correspondientes, basta con que observes el entorno del recinto y el manejo de la carne por los vendedores, eso te dará una idea de la calidad del producto que te ofrecen.

Ahora, aprende a elegir el corte de carne más indicado para las distintas preparaciones y reconoce su forma, para que no te vendan punta paleta por filete.

Lomo liso: puedes usarlo para la cacerola, horno, parrilla y sartén.

Posta Rosada: Se recomienda para el horno, cacerola y en menor medida para sartén.

Choclillo: Carne ideal para preparaciones a la cacerola y para el horno.

Punta de ganso: Igualmente es sabrosa para la cacerola y el horno.

Plateada: Puede prepararse a la cacerola y horno, pero también queda bien a la parrilla.

Pollo ganso: Es de cocción profunda, por lo que queda bien al horno y a la olla.

Posta Negra: Quizás no es la más sabrosa pero queda bien al sartén, a la cacerola y horno.

Posta y punta paleta: Pueden utilizarse indistintamente para cualquier tipo de preparación.

Tapapecho: Esta carne es recomendable utilizarla sólo cocida en olla.

Asiento: Es una carme multipropósito, sabrosa para la parrilla, frita, cacerola y para el horno.

Filete: Es uno de los cortes más nobles que sirve para cualquier preparación.

Punta de ganso y huachalomo: Sabroso en todo tipo de preparaciones.

Punta picana: Este corte debes evitar utilizarlo a la sartén.

Abastero: A la cacerola y a la parrilla despliega su mejor sabor.

Lomo vetado: Sabroso e ideal para cualquier tipo de preparación.

Palanca, asado carnicero, sobrecostilla y tapabarriga: Son cortes que se recomienda preparar a la cacerola, horno o la parrilla.

Entraña: Esta es una carme muy sabrosa pero escasa, ideal para la parrilla.

Avisadores
RSS