Buscar

Mujeres son más diagnosticadas con sífilis

sifilis20070715205242.jpg

La sífilis, al igual que todas las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), es más prevalente en la población sexualmente activa, en el grupo de personas de 15  a 45 años.
“Los principales factores de riesgo de transmisión de sífilis son: el inicio precoz de la actividad sexual, el número de parejas sexuales y ser portador de otra ETS”, advierte el Dr. Fernando Abarzúa, ginecólogo especialista en salud materno-fetal del Departamento de Obstetricia y Ginecología UC.

La sífilis es más diagnosticada en mujeres que en hombres porque, como medida de salud pública establecida por el MINSAL, en Chile se debe pesquisar a todas las mujeres embarazadas con el examen de VDRL o RPR que permite detectar la presencia de sífilis en una mujer embarazada para evitar el traspaso al feto.

Síntomas de Sífilis
La sífilis en el adulto se divide en 3 fases de evolución que presentan síntomas clínicos. La sífilis primaria se caracteriza por presentar una lesión ulcerosa en la zona de contagio, llamada “chancro” que se presenta después de 2 ó 3 semanas de incubación de la enfermedad. “Éste aparece frecuentemente en los genitales, pero también puede encontrarse en la cavidad oral si se transmitió por sexo oral. Los síntomas desaparecen, pero la bacteria continua latente en el organismo”, afirma el profesional.

La sífilis secundaria aparece después de aproximadamente un mes de presentar la sífilis primaria, y se caracteriza por presentar manchas generalizadas en la piel, llamadas “exantemas”, apareciendo principalmente en palmas y plantas. “Además se produce fiebre y una inflamación generalizada de ganglios genitales y de otros ubicados en diversas zonas del cuerpo. Si la persona no se trata, sus síntomas van a desaparecer, pero la bacteria permanece latente”, señala el médico.

La sífilis terciaria aparece en un tercio de la población que tuvo sífilis secundaria. La etapa terciaria se desarrolla hasta 10 a 15 años después de finalizada la segunda. “Afecta principalmente el sistema cardiovascular, originando malformaciones en las arterias del corazón, como aneurismas, y alteraciones cerebrales que producen meningitis, y demencia a largo plazo”, indica el especialista.

Contagio de madre a hijo
El objetivo fundamental de la Salud Pública es evitar la sífilis congénita que produce graves consecuencias en el feto en gestación o en el recién nacido. La cantidad de bacterias transmitidas de la madre al niño, y la edad de éste,  influirán en el estado de gravedad que le produzca la enfermedad al bebé. “La enfermedad produce una infección grave y generalizada en el feto, llamada septicemia. El hidrops también constituye una complicación grave en el niño y se caracteriza por presentar una acumulación importante de líquido en muchos órganos del cuerpo,  llegando en los casos más graves a producir la muerte. El periodo de mayor riesgo para el feto es durante el segundo trimestre del embarazo. Si la madre adquiere la sífilis en el noveno mes de embarazo, incluso el niño puede nacer asintomático. Por eso es que en el momento del parto se practica nuevamente el examen de VDRL o RPR y la mujer no puede ser dada de alta antes de revisar el resultado de su examen”,  advierte el experto en salud materno-fetal.

Avisadores
RSS